Cómo cuidar la piel del rostro cuando llega el frío

Cuando llega el frío, muchas personas experimentan una piel seca y escamosa.

En este artículo te mostraremos cómo cuidar la piel del rostro cuando llega el frío.

Hablaremos sobre la importancia de limpiar, exfoliar, hidratar y proteger la piel. 

También te daremos algunos consejos sobre cómo elegir los productos adecuados para tu tipo de piel.

Clima frío = piel seca

Cuando el clima exterior es frío y seco, nuestra piel puede comenzar a sentirse de la misma manera. Llega el fresco y también lo hace la sequedad en la piel. 

Para algunas personas, esta es una batalla anual que deja la piel tirante, con picazón y agrietada. 

Si bien hay muchos productos en el mercado que te pueden ayudar, también hay ciertos consejos y trucos simples que marcan una gran diferencia. 

cuidado-facial-frio-ponferrada-1

¿Qué hacer para cuidar la piel en esta época?

Limpiar tu rostro diariamente

Cuando las temperaturas comienzan a bajar y el aire se vuelve fresco y seco, es hora de actualizar tu rutina de belleza. 

Así como cambias tu ropa veraniega del armario por abrigos y bufandas, es importante adaptar tu régimen de cuidado para proteger tu rostro de los duros elementos del otoño-invierno. 

Comienza por limpiar tu rostro todas las mañanas con un limpiador suave y continúa con un humectante ligero o suero, prestando especial atención a las áreas que tienden a secarse o descamarse.

limpieza-facial-frio-ponferrada

Considera cambiar tu limpiador

Hay algunas cosas que debes tener cuenta al elegir un limpiador facial para el clima frío, ya que es probable que tu piel no tenga las mismas necesidades que los meses pasados. 

  1. Encuentra un producto que sea suave y que no elimine los aceites naturales de tu piel. 
  2. Busca un limpiador que contenga ingredientes hidratantes como glicerina o ácido hialurónico. Estos componentes ayudarán a mantener tu piel hidratada y luciendo lo mejor posible.

Exfoliar la piel del rostro semanalmente

¡No te olvides de exfoliar tu piel! 

Una o dos veces por semana ayudará a eliminar las células muertas de la piel que pueden acumularse en la cara y causar opacidad.

Cuando llega el frío, es importante cuidar más la piel del rostro. Una forma de hacerlo es exfoliar tu piel semanalmente. Esto ayudará a eliminar las células muertas y mantendrá tu piel con un aspecto fresco y radiante.

Puedes usar un exfoliante, un cepillo o un paño de nudo. Asegúrate de elegir uno que sea suave y que no irrite tu piel. 

Masajea el producto en tu rostro con movimientos circulares durante unos 60 segundos. Luego enjuaga con agua tibia y seca a “toquecitos” con una toalla limpia. Hacer esto una vez a la semana ayudará a mejorar la apariencia y hará que se sienta más suave y tersa, además de ayudar a los tratamientos a penetrar mucho mejor en tu piel.

Mantener la piel hidratada también es fundamental para que luzca joven y saludable. Esto ayudará a reducir las líneas finas, las arrugas y hará que la piel se vea más vibrante. 

Hidratar regularmente la piel cuando llega el frío

Una buena crema hidratante te ayudará a proteger tu piel de los efectos de la sequedad del clima, el frío y el viento. 

Elige una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel y aplícala todos los días, después de limpiar tu rostro.

También es importante elegir un humectante facial que proteja tu piel. 

Si tienes la piel seca, busca un humectante a base de aceite que proporcione una barrera contra los elementos. Para pieles normales o mixtas, elige una loción o gel que no obstruya los poros. 

Y si tienes la piel grasa o con tendencia acnéica, opta por un producto a base de agua que no agrave tu condición. 

cuidado-facial-frio-ponferrada-2

No importa cuál sea tu tipo de piel, asegúrate de aplicar humectante todos los días después de la limpieza para retener la hidratación y mantenerla con un aspecto saludable durante todo el invierno.

Además de la hidratación regular, también debes usar una mascarilla facial semanal.

Usa un humidificador

Cuando llega el clima frío, muchas personas encuentran que tu piel se vuelve seca y se irrita con más facilidad. Una forma de combatir esto es utilizar un humidificador.

Los humidificadores funcionan agregando humedad al aire, lo que puede ayudar a aliviar la sequedad y mantener la piel hidratada. Además, los humidificadores pueden ayudar a reducir la aparición de arrugas y líneas finas de expresión.

Si estás considerando emplear un humidificador para mejorar la salud de tu piel, es importante elegir uno de calidad y de plástico quirúrgico, ya que todo aquello que difundas terminarás respirándolo.

También puedes adquirir un difusor que, además de humectar el ambiente, te permitirá utilizar aceites esenciales de calidad como tratamiento para tu piel.

No olvides protector solar cuando haga frío

Cuando llega el frío, se nos suele olvidar aplicar protector solar en la cara, ¿verdad?

Los rayos del sol son tan dañinos en invierno como en verano, por lo que es considerable continuar usando protector solar durante todo el año. 

Es recomendable elegir un protector solar con un SPF de al menos 30, aplícalo todos los días, incluso si no planeas pasar tiempo al aire libre.

Y además, si sales a la calle, asegúrate de cubrirte la cara con una bufanda o un sombrero para proteger tu rostro de las quemaduras del viento.

Cómo elegir los productos adecuados para tu tipo de piel en invierno

Cuando el clima exterior es “espantoso”, es crucial tomar algunas medidas adicionales para asegurarte de que la piel de tu rostro no se seque, opaque e irrite. 

Afortunadamente, hay muchos productos diferentes disponibles para cada tipo de piel. 

Si tienes piel grasa o mixta, es posible que tu piel se vuelva aún más grasa en invierno debido al aire seco. En este caso, es fundamental buscar productos que ayuden a absorber el exceso de grasa sin eliminar la humedad. Un buen limpiador para este tipo de pieles es el que contiene ácido glicólico o salicílico.

Para la piel seca, se trata de encontrar productos que ayuden a retener la humedad.

Busque humectantes que contengan ácido hialurónico, avena coloidal o ceramidas. Encuentra un limpiador con ácido salicílico que puedas usar a diario. Si tienes una con acné, busca productos con ingredientes como aceite de árbol de té, ácido glicólico o zinc para ayudar a secar las espinillas.

Conclusión sobre como cuidar la piel de la cara cuando hace frío

En conclusión, cuidar la piel de la cara cuando hace frío es importante para prevenir la sequedad, el daño y el envejecimiento prematuro.

Una buena rutina de cuidado de la piel debe incluir un limpiador, un tónico, un humectante y un protector solar. 

Usa productos adecuados para tu tipo de piel y no olvides exfoliar regularmente para eliminar las células muertas de la piel. Seguir estos pasos lo ayudará a tener una piel saludable y brillante durante todo el invierno.

Acudir a tu centro de estética de referencia para una limpieza facial o una buena hidratación también es aconsejable para comenzar bien la temporada de frío, así que, reserva tu cita con nosotras y pondremos tu rostro a punto.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Abrir chat
¡Hola 👋🏻!
¿En qué puedo ayudarte?
Pedir Cita
Estamos